LaOtradiaria
Estas Leyendo:

María Bahamondes, prima de Nicole Saavedra “Nicole es amor y justicia”

El miércoles fue la preparación del juicio oral contra Víctor Pulgar,  el lesbofemicida de Nicole Saavedra y la Fiscalía pidió presidio perpetuo calificado. En este relato en primera persona, María habla de su prima, de los recuerdos de infancia  y del final de una pesadilla que cambió por completo a su familia.

…………………………….

Yo tenía doce años cuando nació la Nicole, mi prima. Fue como mi primera muñeca, me acuerdo que estábamos en el colegio con su hermano, cuando nos fueron a buscar y nos dijeron que mi tía se había ido al hospital de La Calera porque iba a nacer la niña. Yo estaba muy ansiosa, porque la verdad es que no recuerdo haber visto otra guagua en la familia a esa edad y bueno, cuando llegó era tan chiquitita. A mí daban ganas de tomarla y mi tía no era egoísta, así que dejaba que la cargara. Ese es mi primer recuerdo de Nicole.

Mi último recuerdo de ella, fue cuando la vi en el Servicio Médico Legal cuando fuimos a retirar su cuerpo al otro día de que la encontraran en el embalse Los Aromos, en Limache. Nunca olvidaré ese día.

Con Nicole crecimos juntas, ambas somos hijas de mamás solteras y nuestra abuela nos crió, por lo mismo  más que primas, fuimos hermanas. Ella era calladita, muy  apegada a mi abuela porque, como nuestras mamás trabajaban, nos quedábamos todo el día con ella. Nicole siempre estaba ayudando en la casa a  mi abuela.  Tomaba las habas, las arvejas y se ponía a desgranar junto con ella. Además nunca fue una niña común, como las otras. Sus dos mascotas eran una cabra y un pato, era muy distinta, eso le llamaba la atención a las niñas que se hicieron sus amigas en la población.

En el colegio Santa Isabel de Quillota, Nicole se apodó “La Coneja”. Todos los niños le buscaron un sobrenombre y ella se puso así porque en esa época tenía un conejo. Pero además tenía los dientes blancos y grandes.

Fuimos criadas en el sector de El Melón, en Nogales. Antes vivíamos en Collahue, que está bastante cerca, pero es una localidad rural y por eso mis abuelos decidieron irse a El Melón para que yo pudiera estudiar. Ahí es donde nació la Nicole, en un territorio machista, donde hay harto trabajador minero y agricultor, un lugar muy patriarcal.

A los catorce, cuando le contó a su familia que era lesbiana, se cortó su pelo largo y ondulado que luego se alisaba con una plancha. Ese y un piercing en la nariz fue su cambio radical. Nicole había decidido vivir abiertamente su orientación sexual y eso en los pueblos machistas se castiga con insultos y acoso.

A los 15 años le pidió a su mejor amiga Romina que se distanciaran porque podían pensar que ella también era lesbiana y no quería que le hicieran daño. Nicole era así, muy protectora con la gente que quería.

En mayo del año de 2016, antes de su asesinato,  tuvimos una reunión familiar grande, porque varios estamos de cumpleaños en esa fecha. Estuvimos todos juntos y la Nicole nos sacó la foto familiar, pero ella no quiso aparecer. Dijo que la quería sacar y hasta se subió en una escalera porque era muy bajita.

En ese tiempo, Nicole ya había salido del colegio y estaba estudiando para ser Técnico en Prevención de Riesgos. Tenía buenos amigos y , el viernes 17 de junio de ese mismo año, fue a una fiesta con ellos. El fin de semana anterior había ido a comprarse bototos de seguridad con su mamá porque el lunes, después de la fiesta, tenía salida a terreno. Me acuerdo que esa misma semana casi no la vi porque tenía muchos trabajos que entregar en la Universidad, entonces llegaba a la casa y se quedaba hasta muy tarde estudiando.

***

La mañana del sábado 18 de junio, después de la fiesta, Nicole se devolvió temprano a casa. Tomó una micro, pero pasaban las horas y no llegaba. Nunca más volvió.

Ese día comenzó una pesadilla que se extiende hasta hoy, más de cinco años después. Fuimos a pedir ayuda a Carabineros, pero nadie nos acompañó a buscarla. Nos movimos como familia. Esa semana fue muy larga, dolorosa y triste. La buscamos de una manera desgastante, mucha gente creía que la había visto y nosotros no parábamos de buscar. Hubo varias falsas alarmas.

El 25 de junio, siete días después de su desaparición, yo iba manejando porque nos habíamos organizado con los tíos para ir a buscarla a la playa. Habíamos hablado con tarotistas, también estábamos comunicados con varias mediums y decidimos empezar a buscar fuera de la provincia. En eso me llama una niña equis, alguien que no conozco y me dice: “¡Encontraron a tu prima!”. Yo me puse contenta y le dije “¡Qué bueno, dime dónde está para ir a buscarla!”, y ella me responde: “No, pero Nicole está muerta”.

Me tiré al costado de la carretera y empecé a llamar por teléfono, le dije a mi primo que le quitara el teléfono a mi tía porque se venía una noticia dura. Le pedí que por favor llamara a Carabineros para corroborar la información, porque me estaban diciendo que habían encontrado su cuerpo en el embalse Los Aromos. Estábamos en eso, era como la una y media de la tarde cuando revisé el celular, ahí vi que ya habían subido la noticia a redes sociales. Nosotros no sabíamos nada, nos enteramos porque un medio que publicó lo que había pasado y ahí nos dimos cuenta de que todo el mundo sabía, menos nosotras. Nos dio rabia e impotencia, porque las policías no nos ayudaron a buscar, pero sí filtraron la información a la prensa antes que a nuestra familia. Me quedé llorando sobre el manubrio. Ese es otro momento que no voy a olvidar.

***

Nicole era muy blanquita, tenía su cara delgadita, finita y cuando la vi en el Servicio Médico Legal, solo me pregunté por qué se ensañaron tanto con ella. Fue algo que yo creo que nunca se me va a borrar. No entiendo el  porqué de tanto odio. Por la forma en que se ensañaron, sabemos que la mataron por ser lesbiana.

Víctor Pulgar Vidal es un chofer del recorrido El Melón-Limache —la micro que debía tomar Nicole para volver después de la fiesta—, hacía ese trayecto a las mismas horas en que Nicole debía viajar durante las mañanas. Creo que ella muchas veces tomó esa micro para ir a estudiar, entonces él ya sabía dónde se bajaba. La tenía identificada.

Hoy, Víctor Pulgar es el único imputado como autor del delito de secuestro, violación y homicidio de Nicole, pero yo, al menos, espero llevar otra persona más a la cárcel. Por todo lo que le hicieron a Nicole, creemos que es imposible que haya actuado solo.

En 2016, cuando todavía no sabíamos que él era el asesino de Nicole, Víctor Pulgar había sido acusado de violar a una pariente de él. Luego de eso, secuestró, violó y mató a Nicole y después  abusó de una niña menor de edad.

La justicia chilena nos falló. Si este tipo hubiese caído detenido después de la primera denuncia, si hubiese estado tras las rejas desde que violó a su familiar, una segunda adolescente no habría sido abusada y Nicole estaría viva. Si hubiesen investigado bien, si tan solo hubiesen enlazado los casos todo sería distinto. Víctor Pulgar fue el último en llamar a María Pía Castro antes de que su cuerpo apareciera calcinado, otra chica lesbiana que tenía apenas 19 años cuando la mataron.

No sabemos a cuántas mujeres más pudo haber atacado. Él dijo en su declaración: “Yo acostumbraba orillarme porque las mujeres se subían a la micro y se ofrecían”. Él lo confirma, estaba acostumbrado a hacer esto.

En este tiempo me han llegado muchos mensajes diciendo que conocían a Víctor Pulgar y que a las lesbianas les gritaba cosas como “¡Si eres igual a los hombres, puedes hacer lo mismo que nosotros!”. Le molestan las lesbianas que se identificaban de manera más masculina.

zxzx

María Bahamondes

***

Durante estos cinco años, siempre nos hemos tenido que ir enterando de los que pasa en el caso a través de la prensa. Es lamentable que también nos enteráramos por los medios del cierre de la investigación. Siempre se nos ha faltado el respeto, no se nos ha tomado en cuenta. Hasta el día de hoy, yo nunca he visto un informe, nunca nos han dicho lo que hicieron, entonces hemos tenido que dar la pelea solos y la vamos a seguir dando.

En 2019 nos tomamos la Fiscalía en el contexto de una marcha pacífica. No rompimos nada, no hicimos destrozos y estuvimos detenidas una noche. Lo hicimos por la desesperación de querer hablar con el fiscal .

Imaginen buscar justicia para una mujer de tu familia y que nadie te escuche.

Ese día queríamos conversar con el fiscal para que nos diera los antecedentes de la causa, pero todo terminó mal.

El hecho de ser una familia de mujeres, en su mayoría, y estar muy solas en principio, tuvo como consecuencia que todo fuera más lento. Íbamos a preguntar y nos entregaban las mismas carpetas. En menos de tres meses de la toma, se hicieron las diligencias que habíamos solicitado durante años y se encontró al asesino de mi prima.

Pese a los avances, mi  familia nunca volvió a ser la misma. Habíamos comprado una mesa para ocho porque éramos seis en mi casa y Nicole llegaba a almorzar con su mamá los fines de semana, siempre comíamos incómodos antes de esa nueva mesa, pero éramos felices. Ahora su puesto está vacío. Nunca más habrá una foto familiar, ni un almuerzo con ella. Nada nos devolverá a  Nicole.

Espero que toda esta lucha no sea en vano, que marque un precedente y que finalmente, la justicia chilena busque a cada mujer que desaparece en este país. Búsquenlas y si llegan a encontrarlas muertas, hagan todo lo posible para llevar a los homicidas a la cárcel. Es lamentable  que las familias no solamente tengamos que cargar con el dolor, sino también tengamos que hacer el trabajo de las autoridades chilenas.

Con la preparación del juicio en contra de Víctor Pulgar y con lo que se viene estamos ansiosos. Tenemos la fe de que por fin comienza el final de esta terrible pesadilla.

Finalmente pienso que Nicole creó una tremenda alianza entre mujeres que se unieron de norte a sur y hasta en el extranjero. Es mucha la fuerza que nos han entregado miles de mujeres, es lo más hermoso del legado de mi prima. Por eso, no la olviden. Nicole es justicia y amor.

Galería en recuerdo de Nicole:

* Fotos cedidas por María Bahamondes
Comparte esta publicación
Written by

Periodista Universidad de Santiago de Chile. Investigó sobre asuntos relacionados al tratamiento de la vida privada en televisión y persecución y tortura de personas transgénero durante la dictadura militar.

Leave a Reply

Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.