LaOtradiaria
Estas Leyendo:

¿Alguien quiere pensar en los niños?

¿Alguien quiere pensar en los niños?

Casi en la mitad de los hogares de Chile viven niños, niñas y adolescentes, sin embargo, para los grandes medios de comunicación masiva, este parece ser un grupo de población poco relevante. Hace diez años UNICEF publicó un informe llamado “Cobertura y tratamiento en prensa y televisión sobre infancia y adolescencia en Chile” y para ese entonces, solo el 5% de las noticias difundidas en los medios de comunicación seleccionados para la investigación (entre ellos cuatro canales de televisión abierta) trataban sobre temas relacionados con niñez y adolescencia. Mismo porcentaje arrojó el estudio realizado el año 2017.

A la pobreza noticiosa en torno a la niñez se suma su ausencia en la discusión política. Un ejemplo es lo ocurrido el lunes y martes de esta semana en los debates entre los candidatos presidenciales de Apruebo Dignidad y Chile Vamos, transmitidos por Chilevisión y CNN Chile. Se habló de seguridad, economía, gobernabilidad, ley de medios, violaciones a los derechos humanos en Venezuela, entre otras cosas, pero no se habló de niñez y adolescencia.

Al revisar cuál es la situación de la infancia en Chile resulta incomprensible lo desapercibida que pasa en la agenda informativa. Una breve mirada arroja varios temas relevantes, además lo que ocurre con los niños y niñas, trasciende a ese grupo etario.

Por ejemplo podemos hablar de la crisis medioambiental: en nuestro país miles de niños, niñas y adolescentes viven en zonas de sacrificio o en zonas de degradación ambiental, y en general, son niños y niñas pobres y/o indígenas; de pobreza, ruralidad y migración: en Chile casi el 30% de los niños, niñas y adolescentes  vive en situación de pobreza multidimensional, la que aumenta en zonas rurales, o en el caso de niños y niñas de pueblos originarios o inmigrantes.

Lo mismo sucede con la vivienda. En Chile más de 57 mil niños y niñas menores de 14 años no tienen acceso a una vivienda digna. Según los datos revelados por el Catastro Nacional de Campamentos 2020-2021 de TECHO y Fundación Vivienda, la cantidad de niños, niñas y adolescentes viviendo en campamentos tuvo un aumento explosivo de 132% respecto al 2019.

Otro de los tópicos preocupantes es de violencia intrafamiliar. Unicef informó que en Chile siete de cada diez niños, niñas y adolescentes declaran haber sido víctimas de algún tipo de violencia dentro de su familia y seis  de cada diez  cuidadores/as reconocen el uso de métodos de disciplina violentos en la crianza. Además, más de 800 menores de 14 años viven en alguna de las 43 casas de acogida del SernamEG junto a sus madres que se encuentran en situación de riesgo grave y/o vital por violencia de su pareja o ex pareja.

¿Quieren preguntarle a los candidatos por la violencia en la Araucanía? La infancia mapuche ha sido víctima constante de violaciones a sus derechos humanos por parte de agentes del Estado. Según el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), desde 2001 a la fecha, Carabineros de Chile y la Policía de Investigaciones han sido responsables del homicidio de un adolescente mapuche, han provocado heridas productos de balines en diferentes partes del cuerpo a niños y niñas entre nueve meses y 17 años, han causado asfixias por bombas lacrimógenas en casas y recintos escolares, han golpeado, encañonado con armas de fuego, han torturado, han amenazado de muerte, han perseguido, hostigado y secuestrado a niños, niñas y adolescentes mapuche.

La Defensoría de la Niñez reportó que entre el 18 de octubre de 2019 al 5 de marzo de 2020 1.314 niños, niñas y adolescentes fueron víctimas de violaciones a sus derechos humanos y solo el 1% del total de causas cuentan actualmente con formalización de cargos en contra de algún agente del Estado.

Incluso, si hablamos de la pandemia, las consecuencias del confinamiento en la población más joven de nuestro país debería ser una de las principales preocupaciones del próximo gobierno, por esta razón, los debates son una valiosa oportunidad para fomentar un diálogo que está en deuda.

Dicen que lo que no está en la agenda de los medios no existe, por eso es tan importante que los medios de comunicación se hagan cargo y participen en la promoción de los derechos de niños, niñas y adolescentes, contribuyendo en la construcción de una sociedad menos adultocéntrica. Mientras no lo hagan, muchas fundaciones pro infancia ofrecen y ofrecemos un espacio para que los candidatos presidenciales puedan hablar de sus propuestas. Les pedimos que no se olviden de la infancia.

Comparte esta publicación
Escrito por

Coordinadora del Observatorio Para la Confianza

Deja un comentario

Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Enter.